Graduados del Instituto Catequético Kino responden a la llamada a servir

0
Graduating students from The Kino Catechetical Institute gathered at St. Mary’s Basilica June 4 to receive their ­diplomas after two years of study. There were 71 students from 28 parishes. (Billy Hardiman/CATHOLIC SUN)
Estudiantes graduarón del Instituto Catequético de Kino y recibieron sus diplomas durante un Misa en la Basilica de Santa María el 4 de junio. Eran 71 estudiantes de 28 parroquias. (Billy Hardiman/CATHOLIC SUN)

La catequésis que él recibio del Instituto Catequético de Kino dejó una impresión duradera en Estevan Sandoval.

“El bautismo es maravilloso y oimos acerca de la fe todos los domingos de nuestra vida, pero no tiene ningún significado hasta que uno tenga la educación que debe acompañarlo”, dijo Sandoval.

Sandoval es uno de los 71 estudiantes que se graduaron del Instituto Kino este año, el cual culminó con una Misa en la Basílica de Santa María el 4 de junio. Dijo que planea tomar el conocimiento que ganó para usarlo activamente dentro de su parroquia, San Juan Vianney en Goodyear, para ayudar a fundar el primer grupo del compañerismo masculino en la parroquia.

“Queremos tratar de traer de una manera espiritual, la masculinidad de la Iglesia de Dios a su Iglesia”, dijo Sandoval.

Los estudiantes recibieron diplomas por completar dos años de estudio en el Instituto Kino. “Nuestros cursos están diseñados para proporcionar una visión sistemática e integral de la doctrina de la fe, tanto por lo que los católicos creen, pero aun más importante, como por lo qué creemos”, dijo Steve Greene, director del Instituto Kino.

Greene pasó a explicar la necesidad de que los católicos sean bien formados en la fe como algo crucial para la Iglesia hoy día. “Mientras la sociedad y la Iglesia se separan más y más en lo que respecta a la verdad de la persona humana, la fe y el valor de la religión, realmente cae en nosotros formarnos bien como católicos, para que seamos capaces de articular y defender la fe con confianza y caridad, como quiera que el Espíritu Santo nos llame a hacerlo”, dijo.

[quote_box_right]

Instituto Catequético Kino

¿Se siente llamado a un entendimiento más profundo de su fe Católica? El Instituto Catequético Kino ofrece una educación dinámica en la doctrina de la Iglesia para ayudarle a articular y defender su fe con seguridad y caridad. Las planillas de admisión se están aceptando para el otoño 2015.
Informes: (602) 354-2300.

[/quote_box_right]

Estudiantes en Kino toman 14 cursos durante sus dos años de formación, y cada curso dura aproximadamente cinco semanas. Además de estos cursos sobre la doctrina de la fe, también hay cuatro cursos, cada uno abarcando dos días, que trata de la metodología de catequesis.

Josefina Mata, otra graduada y feligresa de la Parroquia San Jerónimo, dijo que ella realmente nunca planeó matricularse en Kino. “Hace dos años, estaba esperando en la capilla diocesana para una cita que tenía y entonces la Hermana Celia pasaba por allí y agarró mi mano”, dijo Mata. “Me preguntó, ‘vas a venir a Kino?’ y tenía tanto miedo que le dije no. Agarró mi mano y dijo ‘Sí, vas a venir a Kino’.

“Esto es sólo el comienzo”, dijo Mata. “Pensé que el comienzo había sido hace dos años, pero después de todo lo que aprendí, me doy cuenta que esto es solo el comienzo”.

Coincidiendo con el Año de la Vida Consagrada, el Instituto Kino anima a los participantes a ver que pueden vivir una vida consagrada a Dios, independientemente de su vocación específica.

“Cuando uno mira la vida consagrada y realmente entiende que está apartado para el servicio en la misión de la Iglesia, creo que es una llamada que debe resonar en todos los católicos”, dijo Greene. “Para nuestros estudiantes, incluso si ya están casados y tienen hijos, puede que sea dedicar alguna parte de ellos mismos, tal vez un don o talento especial o tal vez el tiempo que tienen disponible, para el servicio de la misión de la Iglesia”.

El Padre David Sanfilippo, Vicario para los Sacerdotes, presidió en la ceremonia de graduación y animó a los graduados a seguir los impulsos del Espíritu Santo, al decir “Que Dios lleve a un cierre el buen trabajo que ha comenzado en cada uno de ustedes”.

— Por Lindsay Wantland, The Catholic Sun.

LEAVE A REPLY