Diócesis de Phoenix lanza campaña conjunta ‘Siéntelos Seguros’

Jess Resheske, of Phoenix, installs her infant car seat in her car during a class called Children are Priceless Passengers at Banner Desert Medical Center in Mesa on June 20, 2015. (Courtesy of The Arizona Republic)
Jess Resheske, de Phoenix, instala un asiento de seguridad para niños en su auto durante una clase titulada Children are Priceless Passengers en el Banner Desert Medical Center de Mesa el 20 de junio de 2015. (Cortesía de The Arizona Republic)

[quote_box_right]

Siéntelos Seguros

PrintPara mas información, visite el sección ‘Siéntelos Seguros’ en el sito, lavozarizona.com o llama (602) 495-5437.

[/quote_box_right]Teniendo en cuenta las alarmantes estadísticas y con el fin de proteger la vida de los más vulnerables, como son los niños y los bebés, la Diócesis de Phoenix se une en un esfuerzo sin precedentes con el diario The Arizona Republic, además de otros medios y organizaciones locales del cuidado de la salud, para hacer un llamado a la comunidad sobre la importancia vital del uso de los asientos de seguridad para infantes y niños; a través del lanzamiento de la campaña “Siéntelos Seguros”.

La vida es el bien más preciado y debe ser cuidada y valorada desde que un bebé está en el vientre de su madre. Como misión la Diócesis de Phoenix siempre ha llevado el mensaje de la protección de la vida y el respeto de la misma desde el vientre materno y ha estado involucrada en eventos y actividades que promuevan acciones dentro de la comunidad para proteger a los más pequeños y vulnerables.

Colocar en un asiento de seguridad adecuado y de forma correcta al bebé, desde ese primer viaje del hospital a la casa, es una de las acciones más importantes con la que los padres deben empezar a proteger esa vida que Dios ha puesto en sus manos.

Con esta iniciativa, se busca concientizar a la comunidad hispano parlante a través del uso de diferentes recursos informativos que tienen como objetivo terminar con la práctica negativa de no colocar a los niños en asientos de seguridad cuando viajan en automóvil.

“Para la Iglesia Católica siempre ha sido importante la protección de los más indefensos, de los más débiles. En ese grupo se encuentran también los niños. La defensa de la vida empieza con la concepción en el vientre de una madre, pero no termina al nacer”, dice Cristofer Pereyra, director de la Oficina de Misiones Hispanas de la Diócesis de Phoenix. 

Los estudios estadísticos varían bastante pero todos demuestran que el índice de padres de familia que utiliza los asientos de seguridad de manera incorrecta oscila entre el 60 al 90 por ciento (según varios estudios) en la población en general.

Además, de acuerdo con un estudio de SafeKids en el 2013, las familias hispanas indican que las razones para no colocar a sus pequeños en asientos de seguridad son: algunos creen que el sitio más seguro para sus bebés son los brazos de mamá, otros creen que los asientos no son necesarios para distancias cortas, o cuando los bebés van dormidos.

Abigail Garcia, 3, is shown sitting in a front-facing car seat with the straps not properly tightened. Courtesy of The Arizona Republic)
Abigail García, 3, en el Hospital de Niños de Phoenix, el 6 de agosto, es vista en un asiento de coche de frente. (Cortesía de The Arizona Republic)

Otra razón fue que la silla para bebés es incómoda, e incluso ofrecen como premio por buen comportamiento a los niños el no sentarlos en su asiento de seguridad.

“Es alarmante, que estadísticamente los hispanos demuestran una gran necesidad de aprender sobre la importancia del uso de cinturones y asientos de seguridad. Es por eso que con mucho entusiasmo, la Diócesis de Phoenix se ha unido a este esfuerzo comunitario y la campaña de concientización” añadió Pereyra.

En el Valle del Sol, los hospitales exigen a los padres desde el mismo momento que los infantes salen por primera vez del centro de salud que el vehículo se encuentre equipado con un asiento de seguridad que cumpla con los estándares requeridos por la ley en Arizona. De acuerdo al sitio de web del Departamento de Motores y Vehículos de Arizona, dmv.org, esta ley dice que todo niño menor de 8 años y/o que mida menos de 4 pies, 9 pulgadas, debe ir asegurado de forma apropiada en un asiento de seguridad.

Parte de la campaña ha sido financiada por el gobierno federal por iniciativa de Bob Ortega, periodista del The Arizona Republic, quien solicitó los fondos. La Diócesis de Phoenix lidera junto con el periódico esta campaña, y espera lograr un impacto cultural que concientice a la comunidad hispana.

— By María T. Bonilla