Declaración de una Acusación Creíble en contra de ex Sacerdote Salvatoriano

0

Se le ha informado a la Diócesis de Phoenix que Dennis Pecore, ex sacerdote de la congregación religiosa de la Sociedad del Divino Salvador popularmente llamada “Salvatorianos”, ha sido acusado creíblemente de conducta sexual inapropiada con un menor. La acusación reciente proviene de cuando Pecore sirvió en la parroquia de San Marcos (St. Mark) de 1982 a 1983.

La declaración de parte de la comunidad Salvatorianos:

La congregación religiosa Salvatorianos ha recibido un acusación de conducta sexual inapropiada con un menor que se considera creíble en contra del sacerdote Dennis Pecore, que formóparte de la congregación religiosa Salvatorianos.

Pecore sirvió en la parroquia de San Marcos en Phoenix de 1982 a 1983. Los Salvatorianos recibieron el reporte inicial de abuso sexual por parte de Pecore en octubre de 1986. Fue inmediatamente removido de su ministerio y jamás volvió al ministerio público. En 1987, se confesó culpable de abuso sexual con un menor y fue mandado a una institución correccional. En 1994, fue encontrado culpable de acoso sexual con un menor y fue mandado a una prisión en el estado de Wisconsin y después sujeto a libertad condicional. Fue laicizado en noviembre de 1995. Si usted tiene información o preocupaciones sobre eventos en la parroquia de San Marcos, por favor comuníquese con el Hermano Sean McLaughlin, SDS, Coordinador de Asistencia a la Victima al (301) 370-2453.

La Diócesis de Phoenix está comprometida a proveer un medio ambiente seguro donde se valora y honra a cada persona creada a imagen y semejanza de Dios. Grandes pasos se han elaborado para tener sistemas para mantener nuestros jóvenes a salvo. Se le anima a cualquier persona que ha sido víctima de abuso o tiene información sobre estos crímenes, que llame a la policía local.

Además, la Diócesis de Phoenix provee servicios por medio de la Oficina de Protección de Niños y Jóvenes (602) 354-2396 o en el sitio cibernético: dphx.org/youth-protection.

Pedimos por sus oraciones para que Cristo sane.

LEAVE A REPLY