Magno Congreso: Catequistas necesitan ser católicos auténticos y misioneros parroquiales

El Dr. Hosffman Ospino dio su conferencia durante el V Magno Congreso sobre el V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana. El V Encuentro presenta una oportunidad para servir a los jóvenes hispanos en los Estados Unidos, dijo. (Foto Cortesía de Catholic Media Ministry)

Hoy más que nunca la Iglesia Católica necesita que sus catequistas estén bien preparados, para que puedan cumplir y apoyar debidamente las tareas de la evangelización que se les han encomendado.

Ese fue el tema de una de las conferencias impartidas a los alrededor de 500 catequistas y agentes evangelizadores que asistieron al V Magno Congreso de Catequesis y Evangelización, que se realizó los días 18 y 19 de febrero en el Centro de Convenciones de Phoenix.

El congreso fue organizado por la Oficina de Apoyo al Liderazgo Parroquial Hispano de la Diócesis de Phoenix, con la participación de destacados conferencistas como los Padres Flaviano Amatulli, José de Jesús López y Octavio Díaz, así como el Dr. Hosffman Ospino, un experto sobre Hispanos católicos en los Estados Unidos. Los participantes se vieron también alentados con la presencia de los Obispos Thomas J. Olmsted y Eduardo Nevares, quienes concelebraron una Misa el segundo día del evento.

Fue el P. Amatulli, fundador de la congregación Apóstoles de la Palabra, quien pidió a los catequistas y evangelizadores “ser católicos deveras, conocer bien su identidad católica, prepararse mejor como catequistas y ser verdaderos misioneros en sus parroquias”.

El sacerdote remató: “Debemos no ser católicos ignorantes, tenemos catequistas que ni siquiera saber usar la Biblia y ese es un problema”.

Enfatizó que catequistas mejor preparados podrán preparar mejor a los niños, “por eso digo que se necesita voluntad de formar verdaderos católicos, como catequistas se deben preparar bien y practicar el catolicismo”.

El conferencista de origen italiano, quien ha ejercido la mayor parte de su ministerio en México y es autor de varios libros sobre catequesis, criticó que “hay muchos niños que hacen la Primera Comunión y jamás regresan a la Iglesia”.

Exhortó a los catequistas a actuar, tomar acción, enseñar a los niños a usar la Biblia y a ser misioneros parroquiales y carismáticos. “Ustedes como catequistas pueden hacer mucho”, les dijo.

En su intervención el P. Octavio Díaz, miembro de la congregación Apóstoles de la Palabra, también les recordó a los catequistas el delicado papel que tienen en la tarea de la evangelización y que deben ser misioneros genuinos. “Pero no podemos ser misioneros si primero no somos discípulos de Cristo”.

Por su parte, el Dr. Hosffman Ospino habló sobre el V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana que invita a todos a discernir cómo servir los jóvenes hispanos de segunda y tercera generación en los Estados Unidos.

“Este es un proceso de reflexión para todos los católicos, no solamente para los hispanos”, afirmó el conferencista.

Durante su exposición acerca del V Encuentro, Ospino dijo citando un mensaje de los Obispos de los Estados Unidos: “Los católicos hispanos son una bendición de Dios y una presencia profética que ha convertido a muchas diócesis y parroquias en unas comunidades de fe más acogedoras, vibrantes, y evangelizadoras.

La meta del V Encuentro, agregó: “es discernir formas en las que la Iglesia en los Estados Unidos pueda responder mejor a la presencia de los hispanos, y potenciar formas en que los hispanos respondan como discípulos misioneros al llamado de la nueva evangelización, sirviendo a toda la Iglesia”.

La catequista Irene Ríos, de la Parroquia San Vicente de Paul, señaló que las palabras de los conferencistas le llegaron a lo profundo del corazón, y le recordaron lo sagrado de su papel como formadora de católicos.

“Creo que sí debemos tomar siempre en serio nuestro papel de catequistas, prepararnos mejor, ser verdaderos discípulos de Cristo y misioneros en nuestras parroquias”, expresó Ríos, quien asistió junto con varias otras catequistas de su parroquia.

Carmen Portela, directora de la Oficina de Apoyo al Liderazgo Parroquial Hispano y organizadora del congreso, dijo que se cumplieron con creces los objetivos del éste.

“Salimos todos bendecidos y motivados, con el compromiso de cumplir cada vez mejor con las responsabilidades como catequistas y agentes evangelizadores”.