Novena sanará a las familias: Obispo llama a las familias a participar en devoción de 54 días

La familia Reynold rezan un Rosario en frente de la estatua de peregrinación itinerante de Nuestra Señora de Fátima en la Parroquia San Pablo en Sellersburg, Indiana, en esta foto archivo de 2016. Son Elizabeth, izquierda, Barbara, Rebecca, Anna Kate, William y Joseph. (CNS foto/Natalie Hoefer, The Criterion)
Vísperas Solemnes para empezar la Novena de 54 Días

Cuándo: 5-6 p.m., 21 de agosto

Dónde: Catedral SS. Simón y Judas, 6351 N. 27th Ave.

El Obispo Thomas J. Olmsted presidirá Vísperas Solemnes para empezar públicamente la Novena de 54 días a Nuestra Señora de Fátima.

Texto “fatima100” a 84576 para recibir mensajes del Obispo Olmsted durante la novena.

CLIC AQUÍ para más información.

En un momento cuando las familias están sufriendo por los pecados de aborto, divorcio, abuso, pornografía y otros ataques a la familia, Nuestra Señora de Fátima ofrece un rayo de esperanza a través de su Hijo. El Obispo Thomas J. Olmsted está llamando a todos en la Diócesis de Phoenix para rezar una Novena de 54 días a Nuestra Señora de Fátima.

La novena comienza el 21 de agosto en la fiesta de la Reina María y termina el 13 de octubre, en el aniversario de 100 años de la última aparición de la Virgen María en Fátima. El Obispo Olmsted consagrará públicamente la diócesis al Inmaculado Corazón de María en una Misa para terminar la novena en la Catedral SS. Simón y Judas.

Para muchos católicos, el concepto de una Novena de 54 días no es común, ya que, por lo general, una novena es un período de nueve días de oración. Se trata de una vieja tradición en la Iglesia, que se remonta a los apóstoles y María, que esperaron por nueve días en el cenáculo para la efusión del Espíritu Santo.

La Novena de 54 días consiste en rezar tres Novenas del Rosario diario de petición durante 27 días seguidos, y rezando tres Novenas del Rosario diario en acción de gracias para un segundo período de 27 días. La tradición comenzó en la Italia del siglo XIX cuando una muchacha joven, Fortuna Agrelli, sufrió una enfermedad incurable. Fortuna y su familia comenzaron a rezar una Novena de Rosarios. Nuestra Señora apareció a Fortuna y le pidió rezar tres Novenas del Rosarios de petición y tres Novenas del Rosario de agradecimiento por su curación. Después de la curación milagrosa de Fortuna, la devoción a la Novena de 54 días se difundió por todo el mundo.

En Fátima, la Santísima Virgen habló un mensaje de conversión y reparación por el pecado; también pidió el rezo del Rosario. Advirtió que Dios ya estaba muy ofendido por el pecado de la humanidad, y dijo que, a través de oraciones, guerras podrían evitarse.

La aparición de María a tres niños pastores en 1917 en Fátima, Portugal, está representado en un vitral en la Parroquia Santa María en Manhasset, Nueva York. Lucía dos Santos y sus primos, los Santos Francisco y Jacinta Marto, recibieron la primera de varias visiones el 13 de mayo del 1917. (Gregory A. Shemitz/CNS)

Phil Hicks, un feligrés en la Parroquia Santo Tomás el Apóstol, dijo que él y su esposa, junto con sus cinco hijos, participarán en la novena. Hicks creció el undécimo en una familia de 14 niños donde el Rosario diario fue integral. Ahora como padre de su propia familia, él ve el fruto.

“Rezar el Rosario nos ha traído paz, alegría y los frutos del Espíritu Santo. Nos ha mantenido fieles y ha mantenido nuestro matrimonio — nos ha mantenido en tiempos buenos y tiempos malos”, dijo Hicks. “Una vez que estás en el ritmo de rezar el Rosario, es sólo fácil”.

Memorie Ybarra de la Parroquia Santa Clara en Surprise dijo que ella y su esposo junto con sus tres hijos estarán rezando la Novena de 54 días también. El Rosario, dijo Ybarra, les ayuda a conocer y estar cerca de Cristo.

“Tienes que hablar con Él y tienes que rezar”, dijo Ybarra. “La mejor manera, creo, es meditando y rezando el Rosario porque es toda su vida, todo el Evangelio está allí”.

El P. John Muir, párroco de la Parroquia Santo Tomás de Aquino, dijo que participar en la novena ayudará a crecer la esperanza y que las oraciones de reparación nos moverán más allá de la preocupación por nosotros mismos.

“Es raro tener una iniciativa de oración como éste y el centenario de Fátima es una oportunidad maravillosa para estar unidos con nuestros hermanos en toda nuestra diócesis”, dijo el P. Muir. “Rezando una novena en un momento histórico como éste nos recuerda que somos parte de la historia, de la historia de Dios para el mundo”.

El Obispo Olmsted dijo que la novena ofrece un medio de gracia de oración, reflexionando sobre los mensajes de Fátima, enviado en un momento crucial en la historia humana — en medio de la Primera Guerra Mundial y antes de la Segunda Guerra Mundial.

“La urgencia de su mensaje de oración y penitencia sigue siendo igualmente pertinente hoy en día”, dijo el Obispo Olmsted. “Sigue siendo la principal respuesta al alcance de cada familia: rezar el Rosario juntos y ofrecer los sacrificios personales al Señor por la paz”.

Las familias que toman el tiempo para orar juntos crecen en unidad, dijo el obispo. “Cuando nos animamos unos a otros para hacer pequeños sacrificios con gran amor, crecemos en el afecto mutuo y somos faros de esperanza para nuestro mundo”.

Una estatua de María es cargada entre una multitud en el santuario mariano en Fátima, Portugal, en esta foto archivo de 2013. (CNS foto/Paulo Cunha, EPA)

Oración de consagración de la Familia al Inmaculado Corazón de María Para el centenario de Nuestra Señora de Fátima para el centenario de Nuestra Señora de Fátima

María, Madre Santísima, consagramos nuestra familia a tu Corazón Inmaculado. Deseamos renovar nuestros votos bautismales y poner cada miembro de esta familia, a través de su consagración, a una unión de amor junto con la Sagrada Familia.

Madre de Dios, tú que apareciste en Fátima bendiciendo el mundo con San José y el Niño Jesús, te pedimos que intercedas por esta familia y que cada uno crezca en las virtudes y alegrías como tú lo viviste en familia. Ayúdanos a crecer como fieles discípulos de Jesús; y en nuestro hogar ayuda a que nuestra iglesia doméstica crezca como una luz que da honor a tu Hijo.

Nuestra Señora de Fátima, ruega por nosotros para que la paz de Jesús llene los corazones de cada miembro de esta familia. (Puede nombrar cada miembro de la familia, o una persona en particular, si es que desea en este momento). Nunca permitas que se alejen los miembros de esta familia de la fe católica. Si uno se encuentra con dudas, te imploramos que los guíes de la oscuridad hacia la luz de Cristo. Vigila nuestra diligencia para que un día seamos todos reunidos contigo y la familia de Dios en la casa de Nuestro Padre. Amén


Cómo Rezar la Novena de 54 Días

21 de agosto – 13 de octubre

  1. Si puedes, reza en familia
  2. Reza un Rosario, meditando sobre los misterios para el día
    • Gozosos (lunes y sábados)
    • Dolorosos (martes y viernes)
    • Gloriosos (domingos y miércoles)
    • Luminosos (jueves)
  3. Las familias pueden rezar una década o el Rosario complete, dependiente a las edades o la atención de los niños pequeños
  4. Rezan el Oración de Consagración de la Familia
  5. Incluye intenciones especiales para tu familia que tienes.