Crecimiento explosivo indica una gran necesidad para de un Centro Newman más grande para GCU

0
940
El Padre José Francisco LePage, FHS, capellán del Centro Newman Espíritu Santo para la Universidad Grand Canyon, predica a la asamblea de estudiantes universitarios durante la Misa de Miércoles de Ceniza el 14 de febrero. (Billy Hardiman/CATHOLIC SUN)
MÁS INFORMACIÓN

Con el Espíritu Santo guiándoles, el Padre José Francisco LePage, FHS y sus Frailes Franciscanos del Espíritu Santo están construyendo y dando vida al recién creado Centro Newman Espíritu Santo en la Universidad Grand Canyon (conocido como GCU en inglés) en Phoenix.

Por los Números

20%

De los más de 11,000 estudiantes de CGU son católicos

4-7

Años se espera que doble la población católica

45

El número de personas que caben en la capilla del Centro Newman Espíritu Santo a GCU

25%

Tasa anual de crecimiento la comunidad Centro Newman Espíritu Santo

12

Estudiantes que están participando en un viaje misional a las Filipinas durante las vacaciones de primavera

6

Personas inscritas en el programa RICA del Centro Newman Espíritu Santo a GCU

Según un estudio de investigación del Centro de Investigaciones Pew en 2011, la mayoría de personas que abandonan su fe lo hacen antes de la edad de 23 años. Sin embargo, más de 100 estudiantes asisten a las Misas en el CGU Centro Newman durante el semestre, 22 asisten a Misa diaria y un grupo consistente también asiste a la recitación del Rosario, estudios bíblicos y eventos de alabanza y adoración.

“Es nuestro deseo ayudar a los jóvenes a encontrar a Cristo a través de su Iglesia”, dijo el P. José Francisco. “Creemos que no es simplemente una cuestión de dedicación, pero incluye una relación personal con Dios”.

El Centro Newman Espíritu Santo en GCU ha crecido rápidamente desde sus inicios en el año 2015. La capilla recién dedicada, en una casa convertida de 2,500 pies cuadrados frente a la universidad, tiene capacidad para solamente 45 estudiantes y está abarrotada. El reciente servicio de Miércoles de Ceniza atrajo a cerca de 75 personas, y varios estudiantes tuvieron que quedarse en la cocina y los pasillos de la oficina administrativa, dijo el P. José Francisco.

“El Centro Newman ha sido una bendición maravillosa a la comunidad católica a GCU”, dijo el estudiante Benjamin Byrom. “Recuerdo hace unos pocos años nos trasladábamos en auto a la Misa, y ya estamos agradecido para tener acceso a los sacramentos al otro lado de la calle”.

El fruto del Centro Newman Espíritu Santo no termina con la Misa. Hay seis estudiantes ahora asistiendo a clases de RICA, tres mujeres explorando la vida religiosa y un estudiante que recientemente fue aceptado como seminarista de la diócesis; hay un grupo de estudiantes involucrados en el ministerio de música y 18 personas (incluyendo 12 estudiantes) que están en un viaje misional en las Filipinas durante las vacaciones de primavera.

“El Centro Newman ha sido la fundación en la que he podido construir un relación fuerte y personal con el Espíritu Santo”, dijo la estudiante Marian Escio. “Me ha dado una comunidad para recurrir, una oportunidad para desarrollar mis regalos espirituales y un lugar para hacer libre en mi fe católica”.

Con una asistencia creciente y un esperado crecimiento de la Universidad Grand Canyon, el Centro Newman espera utilizar una parcela de tierra de dos hectáreas cerca y una donación de $1.5 millones de la campaña “Together Let Us Go Forth ~ Juntos Sigamos Adelante” para construir una capilla más grande y un centro de estudiantes para acomodar el crecimiento.

El P. José Francisco distribuye cenizas a estudiantes en la capilla del Centre Newman para la Universidad Grand Canyon que solo se sienta a 45 personas. (Billy Hardiman/CATHOLIC SUN)

“El Centro Newman Espíritu Santo me dio valor a formar una relación personal con cada persona de la Trinidad, especialmente el Espíritu Santo”, dijo estudiante Beatrice Berthiaume. “Me ha próvido con una comunidad católica que puedo llamar como un hogar mientras avanzar mi educación en la Universidad Grand Canyon”.

Según Candelario de León, director ejecutivo de la Oficina de Avance de la Misión, la obra del Centro Newman Espíritu Santo sirviendo a los jóvenes adultos coincide bien con la misión de discipulado y evangelización a través de la campaña “Together Let Us Go Forth ~ Juntos Sigamos Adelante”.

De Leon describió la relación entre el Centro Newman y la Universidad Grand Canyon — una universidad interdenominacional dirigida por cristianos — una “asociación en la producción de jóvenes cristianos, éticos, educados para ser líderes en la sociedad”.

“… Ambos compartimos la misma esperanza — para traer la gente a una relación personal con Jesús y a compartir sus dones con el mundo,” dijo de Leon. “Estamos unidos hombro a hombro y respondemos a las necesidades de los adultos jóvenes. Es algo emocionante”.

El P. José Francisco dijo que los $1.5 millones de la campaña “nos dará un nuevo hogar”.

“A partir de nada, estamos tratando de construir una cultura de alabanza a Dios”, dijo el P. José Francisco. “Una centrada en Cristo en la Eucaristía y vivida a través de los sacramentos. Son el aliento de vida para nuestra juventud que están luchando con sus vidas de fe”.

“El Centro Newman es un lugar de comodidad espiritual, donde puedo ir cuando necesito recuperarse del estrés de la vida colegia”, dijo estudiante Thomas James. “Sabiendo que la comunidad siempre estará ahí para mí se ha fortalecido mi fe”.