Debemos aprender a respetar nuestro cuerpo, dice experta de Teología del Cuerpo

471
Nancy Tosi, de la Vida Internacional Humana, responde a preguntas durante el Seminario de la Teología del Cuerpo, patrocinado por la Oficina de Liderazgo Parroquial Hispano de la Diócesis de Phoenix, el 25 de agosto. (Tony Gutiérrez/CATHOLIC SUN)

Muchas personas tienen falsos o equivocados conceptos acerca de lo que verdaderamente es el cuerpo humano, y en particular lo que representa su propio cuerpo.

Es por ello que vivimos y nos movemos en una sociedad tan permisible, donde cada quien hace con su cuerpo lo que quiere, al creer que el cuerpo nos pertenece.

Así lo señaló Nancy Tosi Moreno, en una de sus exposiciones durante el Seminario Teología del Cuerpo en el Centro Pastoral Diocesano desde el 22 al 26 de agosto.

Acerca de la idea de que el cuerpo nos pertenece, la internacional conferencista de origen ecuatoriano dijo: “Eso es algo totalmente equivocado; está mal creer que poseemos un cuerpo que podemos botar a la basura cuando queremos … o que podemos prestarlo, alquilarlo, regalarlo o hasta cambiarlo.

“De acuerdo a nuestra Santa Madre Iglesia, el cuerpo es lo que hace visible a una persona; tener cuerpo es ser persona y por tanto somos seres biológicos, sicosomáticos, sociales y espirituales”, añadió. “Somos seres integrales y no podemos separar esos elementos”.

Tosi, quien es especialista en temas relacionados con la familia y la Teología del Cuerpo — la teología que nació durante las audiencias generales del Papa San Juan Pablo II 1979-1984 — habló ante decenas de personas procedentes de diferentes parroquias de la Diócesis de Phoenix, entre las que había parejas, líderes parroquiales y hasta jóvenes.

“No podemos decir ‘tengo este cuerpo’, sino ‘soy este cuerpo’”, dijo Tosi, “por conceptos falsos sobre nuestro cuerpo hay homicidios, incestos, existe masturbación, el uso de anticonceptivos y del condón y muchas veces nos convertimos en objetos de diversión para los demás y para nosotros mismos”.

A los padres de familia les hizo un llamado para que se valoren y respeten su cuerpo y así puedan transmitir esas enseñanzas a sus hijos.

“Debemos aprender a respetar nuestro cuerpo, así podremos a enseñar a nuestros hijos quiénes son y hacia dónde van”.

Señaló Tosi que es obligación de los sacerdotes educar a los feligreses y hablarles sobre la Teología del Cuerpo, a recordarles más a menudo que la familia es la iglesia doméstica y que Dios debe ser el centro de la familia.

A hablar más sobre la dignidad de la persona, de la importancia de la formación de los hijos como responsabilidad de todos los padres de familia y de lo que es la conciencia.

“Que debo respetar mi cuerpo, que los esposos son como un equipo en el que deben apoyarse siempre, que el cuerpo no es solamente carne, sino que también nos hace ser personas”, manifestó Adamaris Zazueta, quien tiene 17 años y es integrante del grupo juvenil de la Parroquia San Antonio en el sur de Phoenix, después del seminario.

“Han sido días de mucho aprendizaje, pero definitivamente lo que creo que todos aprendimos es que el cuerpo es el Templo del Espíritu Santo y por tanto debemos respetarlo”, agregó Francisco Marín de la Parroquia San Gregorio.

El Seminario Teología del Cuerpo fue patrocinado por la Oficina de Apoyo al Liderazgo Parroquial Hispano de la Diócesis Católica de Phoenix.

“Creo que esta diócesis y esta oficina están haciendo una gran labor evangelizadora”; dijo Tosi, “las conferencias que organizan como esta de la Teología del Cuerpo, hablan de su gran compromiso con el crecimiento espiritual de todas estas personas con las que trabajan”.