Campaña fortifica instalaciones y comunidad de Santa Margarita

536
María Avalos, manager de la oficina de Santa Margarita, ayuda a preparar el menudo para desayunos los domingos, en una cocina que necesita remodelación. (Joyce Coronel/CATHOLIC SUN)
MÁS INFORMACIÓN

Escondida en Tempe, la Parroquia Santa Margarita María Alacoque pasó 14 años sin un párroco. En estos días, la iglesia floreciente es el hogar de aproximadamente 2,500 familias que adoran al Señor principalmente en español. Ahora, tienen un líder y los desafió a salir en la fe.

Por los Números
2,678

Número total de familias

125

Número total de voluntarios parroquiales

63

Número total de la primeras comuniones en 2018

1972

Año que la parroquia fue establecida

7

Número total de voluntarios sirviendo en clases de educación as noches de los viernes

29

Número total de lectores

El P. Jesús Alfredo Quezada ha sido el administrador parroquial durante los últimos cuatro años. “Está muy involucrado con la parroquia”, dijo Martha Gámez, de la Oficina de Promoción de la Misión para la Diócesis de Phoenix. “Él tiene una clase cada semana y trae un altavoz cada semana también”.

Cuando ya era hora de que Santa Margarita participara en la campaña “Together Let Us Go Forth ~ Juntos Sigamos Adelante”, el P. Quezada estaba un poco preocupado, dijo Gámez. ¿Cómo podría una parroquia tan humilde cumplir su meta cuando parecía tan alta?

“Creo que todos subestimamos el sentido de comunidad que existe allí”, dijo Gámez. “Había un sentido de comunidad allí antes, pero esta campaña realmente los reunió para apoyar a la parroquia y a la Diócesis de Phoenix”.

Cuando los feligreses descubrieron que parte del dinero que recaudarían estaba destinado a quedarse en Santa Margarita, se vendieron en la idea. El salón de la parroquia y la cocina no están al tanto del código y necesitan remodelaciones.

“Una de las cosas que realmente resonó en ellos fue el hecho de que estamos construyendo algo para las generaciones futuras”, subrayó Gámez. “Realmente se concentraron en ese tema específico”.

El salón está ocupado siete días a la semana con clases de catecismo, un grupo de Cursillo, formación, un grupo de oración y cuidado infantil para parejas casadas que se reúnen en la iglesia los lunes. También hay una clase que se reúne los viernes para aquellos que no han terminado la escuela primaria o secundaria. Los feligreses están enseñando y con la ayuda del Consulado Mexicano, los participantes están recibiendo crédito por el curso. Los domingos por la mañana, las familias se reúnen en el vestíbulo para un desayuno comunitario de menudo, burritos, tacos y otras comidas mexicanas.

Parroquia Santa Margarita María Alacoque
2435 E. McArthur Dr., Tempe
El misión de la parroquia es edificar el Cuerpo de Cristo realzando la vida espiritual, por medio de la adoración, educación y el servicio.
Misa Dominical (en español):
  • 6 p.m. (sábado)
  • 8 a.m.
  • 10 a.m.
  • 12 p.m. (ingles)
  • 5 p.m.
Horarios de confesión
  • 7 p.m., jueves
  • 7 p.m., sábado
  • 5 p.m., domingo (durante la Misa)
(480) 967 0379

MÁS INFORMACIÓN

“La cocina no está al día”, dijo Gámez. “No hay capucha ni sistema de rociadores, esa es una de las razones por las que no pudieron estar asegurados. El piso necesita algunas reparaciones también.

El P. Quezada oró para que los feligreses respondieran bien y lo hicieron. En su fase introductoria — con una presentación a algunos de los donantes más grandes de la iglesia, 70 por ciento de la meta fue satisfecha. El primer fin de semana la campaña sobrepasó a la comunidad parroquial más amplia, estaban en el 178 por ciento de la meta.

“Tenemos parroquias que después de seis meses sólo pueden llegar al 25 por ciento”, dijo Gámez.

El P. Quezada dijo que la campaña está ayudando a la parroquia a crecer porque está ayudando a la gente a darse cuenta de que son parte de una Iglesia más amplia. “Estamos creciendo en solidaridad”, manifestó.

Más allá de eso, señaló, la campaña ayuda a la gente a poner en práctica el mandamiento de Jesús de amar. “El amor no es sólo algo que se habla, el amor se pone en práctica y esta campaña es el fruto del amor. Así que, cuando participamos en esta campaña, estamos expresando amor por Dios y por nuestros vecinos. No sabemos a quién estamos ayudando — no los hemos conocido — pero conocemos a Dios”.