Como la Santísima Madre, damos luz a nuestra cultura, dice obispo visitante

521
Los Obispos Thomas J. Olmsted de Phoenix y Patrick J. Zurek de Amarillo conducen el Rosario en frente del Santísimo Sacramento y una estatua de Nuestra Señora durante el Celebración del Rosario de Arizona el 21 de octubre. (Jesús Valencia/CATHOLIC SUN)

Por el P. Michael Accinni Reinhardt
El Sol Católico

La Santísima Madre es una belleza que debe reflejarse en el mundo, dijo el Obispo Patrick J. Zurek de Amarillo, orador invitado para la 43a Celebración del Rosario de Arizona, que fue realizado el 21 de octubre en el Centro de Convenciones de Phoenix.

La Celebración del Rosario de Arizona reúne a las Diócesis de Tucson y Phoenix en honor a la Santísima Madre, y ofrece sus intenciones unidas bajo su patrocinio con eventos separados en sus respectivas ciudades. Este año, la Celebración del Rosario de Arizona destacó a Nuestra Señora con el título de Nuestra Señora de Częstochowa, la imagen icónica de la “Virgen Negra” de Częstochowa, Polonia.

El ícono de madera enjoyado ha sido venerado en la Iglesia desde el siglo XIV y tiene muchas historias y leyendas adjuntas, cuyo origen se desconoce, pero su propósito está impulsado por la fe y la inspiración a lo largo de los siglos.

El Obispo Thomas J. Olmsted saluda un grupo de la Parroquia Nuestra Señora de Częstochowa cargando una imagen de la patrona de ese comunidaded durante el Celebración del Rosario de Arizona el 21 de octubre en el Centro de Convenciones de Phoenix. El celebración este año honrado a María con el titulo de Nuestra Señora de Częstochowa, la “Virgen Negra”. (Jesús Valencia/CATHOLIC SUN)

La imagen ha sido un faro de esperanza en Polonia, un país que ha sufrido gravemente los efectos del pecado, la guerra y la opresión. El Santuario Nacional de Nuestra Señora de Częstochowa está ubicado en Doylestone, Pensylvania.

Durante su discurso de apertura, el Obispo Zurek destacó la sencillez y el modo sencillo de la Santísima Madre, y que su propósito en el mundo estaba predeterminado como una luz en la oscuridad.

“María tenía toda su vida planeada”, dijo. De esta manera nos damos cuenta de que su compromiso con San José y su gran fíat a Dios, a través del ángel Gabriel como su instrumento, eran parte del plan de Dios y María estuvo de acuerdo.

El Obispo Patrick J. Zurek entrega el discurso de apertura en el Celebración del Rosario de Arizona el 21 de octubre en el Centro de Convenciones de Phoenix. Como Nuestra Señora “tenemos la capacidad de devolver la luz a la cultura, la belleza, el amor y la gracia”, dijo. (Jesús Valencia/CATHOLIC SUN)

Al igual que Nuestra Señora, “damos luz a los demás y a nuestra cultura, y desempeñamos un papel importante en la transformación de los demás”, dijo el Obispo Zurek.

Dicha transformación se produce a la luz de la belleza de la fe Católica, y el papel que ha desempeñado la Santísima Madre en la historia de la salvación, y el amor que la Iglesia le otorga como Madre de Dios. “Tenemos la capacidad de devolver la luz a la cultura, la belleza, el amor y la gracia”, continuó el Obispo Zurek.

El objetivo de la Celebración del Rosario de Arizona es fomentar un espíritu de oración e intercesión entre los fieles, al orar y promover el Rosario y la devoción a nuestra Señora, que de hecho fue la primera cristiana que dijo “sí” a Dios mediante su gran fiat.

La procesión de apertura en el Centro de Convenciones de Phoenix incluyó varios grupos de la Diócesis de Phoenix, desde parroquias hasta organizaciones, y algunos se vistieron con trajes de los pueblos indígenas.

This slideshow requires JavaScript.

“Hacemos esto por la oración y el honor a Nuestra Madre”, dijo José García, un líder de baile de matachines Aztec Teyokoyni de la Parroquia Santa Cruz en Mesa. El grupo de baile ha estado bailando en eventos como la Celebración del Rosario de Arizona durante años.

Una hermosa variedad de los trajes más coloridos acentuó la línea de la procesión, con tachuelas de tela adornada y piezas para la cabeza con plumaje. García continúa dedicándose a su devoción a Nuestra Señora a través de la preservación de la antigua Danza de Matachines.

“Nosotros, como bailarines, estamos dedicados a la Virgen, y ofrecemos una forma de oración a través de la danza”, agregó Andrés Villalva. El baile de los matachines es una tradición ritual formal a menudo asociada con la fiesta de nuestra Señora de Guadalupe el 12 de diciembre, pero también es apropiada para todas las celebraciones marianas.

El Obispo Thomas J. Olmsted y el Obispo Auxiliar Eduardo A. Nevares de Phoenix y el Obispo Edward J. Weisenburger de Tucson, presidieron la celebración en sus respectivas ciudades.

Miembros del movimiento del escultismo procesan con la Rosa de Plata de los Caballeros de Colón durante el Celebración del Rosario de Arizona el 21 de octubre en el Centro de Convenciones de Phoenix. (Jesús Valencia/CATHOLIC SUN)

“Lo que más destaca es siempre las palabras de apertura y clausura del obispo”, explicó Melanie Serpa, del Presidium de la Reina del Santo Rosario de la Legión de María en Phoenix. La Legión de María es un grupo que se dedica a la devoción mediante las obras de misericordia corporales, como visitar a los enfermos o encarcelados, y traerles una presencia orante. Las palabras del obispo hicieron eco en los corazones de los presentes. Serpa, quien asistió a su tercera celebración, atribuyó al obispo diciendo: “Todos necesitamos una verdadera devoción a María, ella es nuestra intercesora”.

Reflexionando sobre el evento del día, a Serpa le conmovió el hecho de que muchos salieran a honrar a Nuestra Señora, pero señaló que muchos más también deberían responder a la invitación anual. Serpa pretende involucrarse más activamente, al asegurar que más comunidades parroquiales se den cuenta del valor de la celebración anual y trabajen para obtener más para responder.

El Rosario es una poderosa expresión doméstica de la fe que refleja las intenciones de la Iglesia en general. Rezando el Rosario juntos en casa, las familias ayudan a fortalecer la iglesia doméstica que sirve para emular a la Iglesia Universal. La Celebración del Rosario de Arizona permite que todos los grupos que a menudo rezan el Rosario y trabajan bajo la guía espiritual de la Santísima Madre, se reúnan y celebren en acción de gracias en honor de la oración que se ofrece como rosas para que Nuestra Señora interceda por los fieles.