La defensa de la vida es una tarea de todos, dice líder de HLI

730
El P. Shenan J. Boquet, director de Vida Humana Internacional, fue el orador principal durante la Tercera Cena-Gala Provida el 8 de noviembre en el Four Points Sheraton en Phoenix. (Cortesía de Adriana Zazueta)

Ante los embates contra la vida y la dignidad humana como el aborto, la eutanasia y el uso de anticonceptivos, ya es tiempo de que asumamos nuestra responsabilidad, de despertar de este letargo y de que tengamos conciencia de que la defensa de la vida es una tarea de todos, dijo el P. Shenan J. Boquet, director de Vida Humana Internacional (HLI, por sus siglas en inglés).

Así coincidieron en señalar varias personalidades que asistieron a la Tercera Cena-Gala Provida, que tuvo lugar el 8 de noviembre en el hotel Four Points Sheraton en Phoenix, patrocinada por la Diócesis de Phoenix y organizada por la Oficina de Apoyo al Liderazgo Parroquial Hispano.

“Todos, sacerdotes y laicos, tenemos la responsabilidad de no quedarnos callados y de defender la vida”, manifestó el P. Boquet, orador principal en el evento en entrevista para El Sol Católico.

Enfatizó que se trata de un compromiso ineludible como Católicos comprometidos. “La defensa de la vida es un compromiso de todos”, dijo el presbítero.

El P. Boquet señaló que para construir auténticamente la cultura de la vida, es necesario remitirnos al amor de Dios y corresponder a ese amor que Él nos regala en Su infinita misericordia; además, es necesario ser un reflejo del amor de Dios y eso es a través de nuestras relaciones con los demás.

“Tenemos el poder de promover la verdad y la obligación de defender la vida”, recalcó el director de HLI.

Por su parte Alejandro Bermúdez, quien es director de ACI Prensa y EWTN Español, advirtió que en este mundo en que cada vez son más arteros los ataques contra la vida y la dignidad humana, “los Católicos somos la última línea de defensa en la tarea de la defensa de la vida”.

“Y nos corresponde a todos: obispos, sacerdotes, diáconos y laicos”, remató.

Dijo que afortunadamente en distintas regiones del mundo están surgiendo nuevos liderazgos, como algunos obispos jóvenes que están asumiendo la defensa de la vida como una responsabilidad inalienable que compete a todos los Católicos.

A su vez la Dra. Carmen Portela, directora de la Oficina de Apoyo al Liderazgo Parroquial Hispano, reconoció el liderazgo del Obispo Thomas J. Olmsted en la defensa de la vida y la dignidad humana.

“Con su ejemplo nos guía y nos motiva, y nos recuerda siempre que la defensa y el respeto a la vida son el corazón de nuestra Iglesia”.

Los asistentes al evento se veían muy motivados por la presencia del Obispos Olmsted y el Obispo Auxiliar Eduardo A. Nevares, máximos líderes pastorales de los Católicos de la Diócesis de Phoenix; entre ellos Francis Álvarez, quien es gerente de ventas de los Cementerios Católicos.

“El compromiso de la defensa de la vida es un mandato de Dios, no importa qué posición ocupemos en la Iglesia, es tarea de todos defender la vida y la dignidad de las personas, comenzando en las comunidades donde vivimos”, expresó.

El Obispo Nevares expuso: “La vida humana es tan preciosa porque es de Dios, y Dios nos ha hecho a Su imagen y semejanza. … Él nos ama con un amor infinito y desde el bautismo somos hijos de Dios. … Por eso tememos la gran responsabilidad de defender la vida”.