A woman holds a child’s hand as they arrive for a rally in support of immigrants’ rights in New York City Dec. 18, 2016. Cardinal Daniel N. DiNardo of Galveston-Houston and Archbishop Jose H. Gomez of Los Angeles called attention in a Jan. 6 statement the hardships and contributions of immigrants to American society as the U.S. church prepared to observe National Migration Week. (CNS photo/Gregory A. Shemitz)

WASHINGTON (CNS) — Para observar la Semana Nacional de la Migración en los Estados Unidos, los obispos estadounidenses pidieron a fieles que se informaran de historias de inmigración en sus familias. El presidente y el vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos también llamaron atención a los sufrimientos y las contribuciones de los inmigrantes a la sociedad estadounidense.

El cardenal Daniel N. DiNardo de Galveston-Houston y el arzobispo José H. Gómez de Los Ángeles dijeron en un comunicado del 6 de enero que la semana, observada del 8 al 14 de enero, es “oportunidad para acoger la importante labor de seguir asegurando la frontera, de dar la bienvenida al extranjero y servir a los más vulnerables– todos los componentes de una política humana de inmigración”.

Artículo en inglés   *   Article in English

“Este año, estamos invitados a crear una cultura de encuentro donde los ciudadanos viejos y nuevos, junto a los inmigrantes recientes y de hace mucho tiempo, pueden compartir uno con el otro sus esperanzas de una vida mejor”, dice el comunicado conmemorando la observancia que comenzó hace 25 años como una manera de reflexionar sobre cómo los inmigrantes y refugiados han contribuido a la iglesia. “Jesús, María y José conocían la vida como refugiados, así que también empecemos este encuentro dentro de nuestras propias familias”.

(CNS photo/Tyler Orsburn)

Los prelados dijeron que la migración es un “acto de gran esperanza” y que los que se ven obligados a migrar “sufren separaciones familiares devastadoras y a menudo enfrentan condiciones económicas desesperantes al punto que no pueden mantener un nivel de vida muy básico”.

Más

Obispos y migración y recursos (Traducción disponible)

Justice for Immigrants (Traducción disponible)

La guerra y la persecución obligan a los refugiados a migrar, ellos dijeron. También pidieron a los católicos que busquen historias de sus familias sobre cómo sus padres, abuelos o bisabuelos migraron a los Estados Unidos.

“Debemos recordar esos momentos cuando nuestros seres queridos se vieron obligados a buscar la misericordia de los demás en una nueva tierra”, dice el comunicado.

Aunque Estados Unidos tiene una gran herencia nacional de acoger al extranjero, “en ocasiones, el miedo y la intolerancia han puesto a prueba ese patrimonio”, dice el comunicado, añadiendo que “ya sea que emigraron de Irlanda, Italia o muchos otros países, las generaciones anteriores enfrentaron intolerancia. Gracias a Dios, nuestra nación creció más allá de esas divisiones para encontrar fuerza en la unidad y la inclusión”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here