San Pedro de Jesús Maldonado Lucero esta representado en este parte de una pintura por Martha Orozco, que representa seis sacerdotes — miembros de los Caballeros de Colón — quien fue canonizado por el Papa San Juan Pablo II el 21 de mayo del 2000. Los sacerdotes eran entre los 25 mártires de la persecución anti-Católica de México durante la década 1920 que fueron canonizado ese día. La pintura es parte de la colección permanente del Museo de los Caballeros de Colón en New Haven, Connecticut. (CNS, cortesía de los Caballeros de Colón)

El 11 de febrero

RECURSOS

SANTUARIO DE SAN PEDRO DE JESÚS MALDONADO

CABALLEROS DE COLÓN

COLUMBIA: “PERFIL DE UN MÁRTIR: SAN PEDRO DE JESÚS MALDONADO LUCERO”

COLUMBIA: “EL ULTIMO MÁRTIR DE MÉXICO”

DIÓCESIS DE EL PASO, TEXAS

ARQUIDIÓCESIS DE CHIHUAHUA

HOMILÍA DE PAPA SAN JUAN PABLO II

(ACI Prensa) — Nació en Sacramento, Chihuahua, México el 8 de junio de 1892. Tenía 17 años cuando ingresó al seminario de Chihuahua. Por problemas en el seminario y la suspensión de las clases por el conflicto político de 1914, abandonó los estudios un corto tiempo y se dedicó a aprender música.

Fue ordenado sacerdote en El Paso, Texas, en 1918. Desde ese momento se dedicó con entusiasmo a la catequesis de niños, incrementó notablemente la Adoración nocturna y las asociaciones marianas. Durante el recrudecimiento de la persecución en los años 30 el trabajo de los sacerdotes se hizo muy difícil y peligroso. En 1934 el P. Maldonado fue preso, maltratado y amenazado por la policía; fue desterrado a El Paso.

Pronto regresó e ejercer su ministerio en poblados y rancherías. El miércoles de ceniza de 1937, se presentó en su casa un grupo de hombres armados y ebrios, que iban a apresar al sacerdote. Lo obligaron a caminar descalzo delante de los caballos hasta Santa Isabel, donde lo metieron en la presidencia municipal. Ahí el presidente municipal y los caciques lo golpearon dejándolo inconsciente.

Más tarde fue llevado al hospital civil de Chihuahua donde murió en la madrugada del día 11 de febrero.

Fue beatificado el 22 de noviembre de 1992, siendo canonizado el 21 de mayo del 2000 por el Papa Juan Pablo II.

El P. Maldonado es patrono de la Arquidiócesis de Chihuahua y de la Diócesis de El Paso. También es uno de los seis mártires sacerdotes de los Caballeros de Colón y es un patrono de esa organización.